Cinemateca Nacional del Ecuador Ulises Estrella
regresar a evelina

La luz que atrapa los cuerpos

184o – 1904

10 años después de la creación de la República del Ecuador llegan los primeros fotógrafos a Guayaquil. Las élites ecuatorianas pueden atrapar el tiempo por primera vez en placas de metal y en papel fotográfico. Es solo el inicio de la maravillosa invención que daría pie al cinematógrafo, donde esas imágenes de figuras estáticas ahora podrían verse en movimiento. El último año del siglo XIX el público guayaquileño veía a la Reina Victoria de Inglaterra pasearse por Londres mientras festejaba los 50 años de reinado, veía la última exposición pictórica de París y también veía a Jesucristo en movimiento. El cine llega a un Ecuador aún feudal y huasipunguero, luchando entre la dicotomía del liberalismo y el conservadurismo radical.

1840

LA FOTOGRAFÍA LLEGA AL ECUADOR

Los primeros fotógrafos fueron viajeros o profesionales que se desplazaban de un país a otro retratando a las burguesías. El primer aparato fotográfico fue el daguerrotipo francés que llegó por el puerto de Guayaquil.

El daguerrotipo es un complejo y delicado método para plasmar imágenes en una placa de cobre plateado, revelado con vapores de mercurio.

Bulevar du Temple de Louis Daguerre, Paris, Francia, 1838. Considerada la primera imagen en captar figuras humanas.

Bulevar du Temple de Louis Daguerre, Paris, Francia, 1838. Considerada la primera imagen en captar figuras humanas.

1874

LA LINTERNA MÁGICA EN LA MITAD DEL MUNDO

El científico alemán Theodoro Wolf, contratado por el Presidente García Moreno como profesor de la inaugurada Escuela Politécnica, proyecta en Quito y Guayaquil imágenes de su linterna mágica sobre geología y geografía europea.
El mismo año, el francés Camillus Farrand muestra imágenes con su optorama en la ciudad de Cuenca.

Bulevar du Temple de Louis Daguerre, Paris, Francia, 1838. Considerada la primera imagen en captar figuras humanas.

Linterna mágica de Athanasius Kircher, 1680.

¿QUÉ ES LA LINTERNA MÁGICA?

Es un dispositivo óptico, su principio de funcionamiento está basado en la cámara oscura: recibir imágenes del exterior visualizándolas en el interior, pero realizando el proceso inverso.

“La luz es atmósfera del infinito y pupila del ojo de Dios”

— Declaraciones de Camillus Farrand cuando presenta imágenes científicas a los intelectuales morlacos.

1875

OLMEDO, EL PRIMER TEATRO DEL ECUADOR

teatro olmedo 2

Fachada del teatro Olmedo,1910 (aproximadamente). Archivo histórico del Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Para finales del siglo XIX en Ecuador se habían popularizado diversos espectáculos de entretenimiento. Algunos de ellos, como las corridas de toros y las riñas de gallos, comenzaron a ser sustituidos por otro tipo de distracciones gracias a un programa de construcción de teatros.

El desarrollo de estos espacios pudo llevarse a cabo debido a que el público había superado su miedo por el escenario y estaba más abierto a algunas obras que en tiempos pasados pudieron ser vistas como peligrosas moralmente. Así el teatro comenzó a ser visto como un medio para “instruir y corregir deleitando” (Ortíz, 2003: 21).

El 3 de enero de 1875 Guayaquil estrenaría su primer teatro: El Olmedo. Durante la presidencia del general Ignacio de Veintemilla, una sociedad privada llamada “La civilización” se organizaría con el entonces ministro de gobierno, Pedro Pablo Carbo, para edificar un teatro en la plaza donde antes se ubicaban las carnicerías. El teatro Olmedo cambiaría la forma de vivir los espectáculos públicos, pues con sus 2000 butacas, dos series de palcos y espléndidos sillones en la platea, reuniría a toda la aristocracia guayaquileña.

Fachada del teatro Sucre, 1912. Archivo histórico del Ministerio de Cultura y Patrimonio.

1886

EL TEATRO SUCRE INAUGURA SUS TABLAS

El empresario Ludgardo Fernández Gómez, en 1879, promueve la construcción en Quito de un teatro elegante y bien equipado, para lo cual firma un convenio entre el gobierno y la municipalidad. Entonces se contrata a Leopoldo Fernández Salvador para reformar definitivamente el “Teatro Nacional”, nombrado posteriormente “Sucre” en honor al héroe del Pichincha, por sugerencia de Marieta de Veintemilla, “La Generalita”, sobrina del Presidente Ignacio de Veintemilla.

1895

28 de diciembre

PRIMERA FUNCIÓN DE CINE COMERCIAL EN LA HISTORIA

Afiche de la película L'arroseur arrosé (El regador regado) de los hermanos Lumière, Marceline Auzolle, 1896.

Afiche de la película L’arroseur arrosé (El regador regado) de los hermanos Lumière, Marceline Auzolle, 1896.

Para finales del siglo XIX en Ecuador se habían popularizado diversos espectáculos de entretenimiento. Algunos de ellos, como las corridas de toros y las riñas de gallos, comenzaron a ser sustituidos por otro tipo de distracciones gracias a un programa de construcción de teatros.

El desarrollo de estos espacios pudo llevarse a cabo debido a que el público había superado su miedo por el escenario y estaba más abierto a algunas obras que en tiempos pasados pudieron ser vistas como peligrosas moralmente. Así el teatro comenzó a ser visto como un medio para “instruir y corregir deleitando” (Ortíz, 2003: 21).

El 3 de enero de 1875 Guayaquil estrenaría su primer teatro: El Olmedo. Durante la presidencia del general Ignacio de Veintemilla, una sociedad privada llamada “La civilización” se organizaría con el entonces ministro de gobierno, Pedro Pablo Carbo, para edificar un teatro en la plaza donde antes se ubicaban las carnicerías. El teatro Olmedo cambiaría la forma de vivir los espectáculos públicos, pues con sus 2000 butacas, dos series de palcos y espléndidos sillones en la platea, reuniría a toda la aristocracia guayaquileña.

1896

Teatro Odeón, Buenos Aires, 1900

Teatro Odeón, Buenos Aires, 1900

CINE EN LATINOAMÉRICA

En América Latina la primera proyección pública, según el historiador brasileño Paulo Paranaguá, tuvo lugar en Río de Janeiro en julio de 1896, cuando la “endemoniada” invención de los hermanos Lumière dejó ver las maravillosas imágenes de la cotidianidad parisina, las cuales, en ese mismo año con pocos días de diferencia, transitarían también por Montevideo y en el gran Teatro Odeón de Buenos Aires, sorprendiendo un año después a México y La Habana.

1897

ELOY ALFARO LLEGA A LA PRESIDENCIA

Son tiempos de cambio para el Ecuador, el liberal Eloy Alfaro es proclamado Presidente y se expide la XI Constitución (I Constitución alfarista) la cual establece la libertad de cultos, deroga la pena de muerte e impone la igualdad de los ciudadanos ante la Ley. Ese mismo año se instala la primera planta de energía del Ecuador en la ciudad de Loja, lo cual permitiría la llegada del cine al Ecuador dos años después.

1899

PRIMERA FUNCIÓN DE CINE EN ECUADOR

Teatro Olmedo de Guayaquil, 1912. Archivo histórico del Ministerio de Cultura y Patrimonio

Teatro Olmedo de Guayaquil, 1912. Archivo histórico del Ministerio de Cultura y Patrimonio

En los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX Guayaquil ya era una parada obligada para los artistas que hacían gira por el sur del continente. Los espectáculos escénicos que presentaban números musicales, cómicos, zarzuelas, actos de transformismo e imitación, óperas y dramas, pronto integraron al cinematógrafo entre sus atractivos.

Fue así que, en junio de 1899, los guayaquileños vieron por primera vez imágenes en movimiento en el Teatro Olmedo, proyectadas con un cinematógrafo Lumière por la compañía Watry y Casthor. El público porteño asistía, gracias al innovador invento, a la faena del afamado matador de toros Luis Mazzantini en Sevilla, a un desfile militar en París, al jubileo de la Reina Victoria en Londres. El mundo entero estaba al alcance de la vista.

1901

VITASCOPE, LA EXPERIENCIA AMERICANA

Desde 1899 y cada vez con más frecuencia, llegarían al puerto de Guayaquil artistas que presentaban “vistas” en movimiento, ya fuera con el proyector desarrollado por Thomas Armat y Charles Francis Jenkins, patentado por Thomas Alva Edison con el nombre de vitascope y conocido como el “biógrafo americano”; con la tecnología de los Lumière o, posteriormente, con el aparato desarrollado por los hermanos Pathé.

Así, el 7 de agosto de 1901, en la carpa ecuestre del mexicano Julio Quiroz, los guayaquileños volverían a vivir la experiencia del cine. Proyecta, en la avenida Olmedo de Guayaquil, su biógrafo americano con vistas de “La pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo”, “Los funerales de la reina Victoria” y “La última exposición de París” en 1900.

Afiche del Vitascopio de Thomas Alva Edison, Metropilitan Print Company, Nueva York, 1896

Afiche del Vitascopio de Thomas Alva Edison, Metropilitan Print Company,
Nueva York, 1896.

1903

24 de octubre

GUAYAQUIL, EL CENTRO DE LA DIVERSIÓN

Mientras llegaba el primer automóvil a Quito, el teatro Olmedo de Guayaquil se llena de un público ávido por ver las novedosas películas que trajo el empresario Rafael Piccione.

1904

Enero

JUANA DE ARCO A COLOR

La prensa guayaquileña anunció la presentación de otra función de cine, aquella ocasión a cargo del “Biografo Kaurt”, un espectáculo que mezclaba las hazañas del transformista Arturo Ricard con las vistas de “Los funerales de Zola” y algo que resultó una novedad en el puerto: la película de “Juana de Arco”, cuyos fotogramas habían sido coloreados a mano.

Share This